IDEALIPSTICKS


Eva y Jave, los Sres. de Ryjlen, núcleo creativo y espiritual de Idealipsticks, tienen las cosas bien claras: el grupo es necesario; casi todo lo demás, contingente. Durante los últimos años del pasado siglo y los primeros de este, lideraron un cuarteto con promesa llamado Suitcase, que remedaba garboso los hallazgos de grandes santones alternativos. La mayoría de canciones registradas en aquel periodo se diluyeron bajo una pertinaz lluvia de olvido, pero conviene subrayar la importancia formativa de dicha etapa, en la que establecieron contacto con los rudimentos del oficio, lidiaron con las complejas dinámicas internas de toda banda y plantaron cara al monstruo corporativo. Un río de curso corto y bravío que desembocó en la costa del desencanto: dos billetes a Londres, por favor… sí, sí, solo ida.

 

Eva y Jave, los Sres. de Ryjlen, se saltaron la licenciatura, pero aprovecharon el posgrado. Lejos de casa y con cuatro perras gordas en el bolsillo, aprendieron a valorar el aspecto lúdico inherente a toda actividad creativa. Reformularon su particular código ético y estético. Echaron en falta. Resetearon. Aquel viaje al corazón de la Pérfida Albión trascendió mapas e iluminó entrañas. No tenían nada que no fuera su propia felicidad. Y sus canciones, por supuesto. “How does it feel?”, la primera de Idealipsticks, nació al poco de llegar allí.

 

Eva y Jave, los Sres. de Ryjlen, regresaron a su Guadalajara natal más sanos que cuando marcharon y a salvo de toda impostura. Tuvieron una hija. Educaron el estilo y el oído. Compusieron más canciones. Leyeron a los clásicos, los entendieron e interiorizaron. Descartaron. Articularon su discurso en torno a una tricromía de colores básicos que apela al instinto, a la víscera. Un viejo amigo les tendió la mano y les abrió las puertas de Gizmo 7, los estudios que el productor alemán Paul Grau regenta en la Costa Tropical de Granada. Allí han grabado todos sus discos. Durante los tres últimos años, han consolidado los lazos de amistad con el equipo artístico que les acompaña, tanto en la pecera como sobre las tablas. Se saben afortunados.

 

Eva y Jave, los Sres. de Ryjlen, han echado el resto en “Humanimal”, su tercer álbum. De entrada, han decidido invertir más tiempo en las canciones, añadiendo la necesaria tensión creativa implícita en toda mejora. Lo mejor de todo es que han encontrado el punto de equilibrio entre la inmediatez de “Radio Days” y la búsqueda de “Sins & Songs”, hilando fino en los detalles, pero atándolos corto para que no se salieran de madre. Su devoción por los maestros del género –del rock, queremos decir– se explicita en cada estría del vinilo. Igual le guiñan el ojo a los grupos de chicas de los sesenta que rinden pleitesía a los titanes del blues embrutecido de principios de los setenta. Lo mismo espolvorean de brillantina glam un estribillo de por sí quedón que juguetean con ambientes de tono psicodélico en composiciones de final abierto. Todo lo aprendido durante los últimos quince años precipita en esta nueva tacada de canciones, expresión sincera y electrizante de una historia de amor, la suya, que se materializa dentro y fuera del pentagrama.

 

Ahora emprenden un nuevo camino, y que mejor que despedirse en casa. Estamos deseando celebrar este concierto tan especial.

 

Página Oficial Idealipsticks