EL IMPERIO DEL PERRO


“Músculo, piel y huesos” es una simplificación de lo que somos. El músculo como generador de movimiento, como esa respuesta inmediata y primaria que da el cuerpo cuando se excita: bailar, saltar, gritar, subirse en los hombros de un compañero... La piel también funciona en este sentido, ya que es el órgano que está en contacto con el mundo exterior, el que recoge todas esas señales y las devuelve al interior. Los huesos como esa estructura aparentemente inerte que sostiene al resto. Nos interesaba su capacidad para evocar la crudeza, la resistencia y la firmeza; el último paso entre lo que parecemos y lo que somos realmente.

 

Para El Imperio del Perro, estas cuatro canciones significan precisamente eso: una reducción al lado más salvaje y más pasional. Una vuelta al instinto animal, a la capacidad que todos tenemos de convertirnos en animales salvajes.

 

Página Oficial El Imperio del Perro